22 abril, 2009

MUSEO DE LA VERGÜENZA 4

No quiero ahondar en la biografía de nuestro impresentable vicepresidente. Tampoco quiero comentar cómo es que este aprendiz de gorila llegó a ese puesto. Pero su casi pornográfica relación con los crímenes de El Frontón y su captación por parte del gobierno de García para conformar la lista electoral es escandalosa; más aún recordando que el actual mandatario en su primer período se atrevió afirmar que "o se van ellos o me voy yo", claro, no sólo ninguno se fue, sino que armaron tremenda y enfermiza alianza. Esta vez, sacando de sus entrañas su verdadera naturaleza facista y dictatorial, el marinero se atrevió a fustigar a las organizaciones de Derechos Humanos nuevamente. En cabezas como la de este personajillo atorrante y machista hasta la estupidez, hay crímenes que sí deben perdonarse, sobre todo aquellos realizados por uniformados. Vaya a la vitrina de nuestro humilde museo el señorón que or más traje que se ponga, siempre será gorilote. Y para sazonar un poco la nota, les adjunto una caricatura del siempre genial Carlín (http://carlincaturas.blogspot.com/).