17 octubre, 2009

PAYASOS, MAQUILLAJE CON AMOR

La Historia dice que el uso de maquillaje y vestuario grotescos para hacer reir a la gente viene de muy antiguo. Lo cierto es que los payasos están presentes en la historia de cada uno de nosotros y desde la niñez. Generalmente asociados a los circos, los payasos, a diferencia de otros "oficios" circenses, han salido de la carpa para alcanzar prácticamente todos los espacios de la sociedad. Desde las fiestas infantiles donde la presencia de uno o más payasos se ha vuelto tradicional y es exigida por niños y grandes, hasta la televisión o las calles; los hombres y mujeres que se dedican al nobilísimo oficio de arrancar la risa de todos con sus zapatos inmensos, sus narices rojas, sus trajes de colores estridentes y sus bolsillos repletos de mistura y pañuelos de colores son parte de nuestra propia conformación de personas y nos permite mantener vivo al niño que vive en nosotros. Entre los más grandes exponentes del arte clown en el mundo está el grupo ruso "Licedei" (de las palabras rusas litsó = rostro y deitsbo = acción) de quienes comparto un hilarante episodio. En nuestro país tenemos el magnífico equipo que conformaron July Naters, Wendy Ramos, Carlos Alcántara, Carlos Carlín, Johanna San Miguel y Montserrat Brugué llamado Pataclaún. En su programa de televisión tuvieron las agallas de criticar a la dictadura fujimorista, a los sectores más conservadores de la sociedad peruana (incluida la propia iglesia católica), y a los prejuicios que muchos peruanos tenemos respecto a los "otros". Gracias a ellos, la dictadura corrupta y asesina de Fujimori se hizo más llevadera para los millones de peruanos que no nos perdíamos un capítulo de su deliciosa serie. Ahora, Wendy Ramos y muchos otros jóvenes clowns visitan hospitales con la agrupación Bola Roja llevando risa a los niños que más la necesitan en un proyecto que resume amor y ternura por donde se les vea. De la histórica Pataclaún les dejo la primera parte de un episodio exquisito, la búsqueda de verdades por parte de sus tiernísimos personajes, podrán encontrar los otros segmentos del capítulo al final.



2 comentarios:

Cayetano dijo...

Muy buenos los vídeos, sobre todo el primero: en la línea clásica del mimo,la parodia del inocente y del mandón, el bueno y el listillo de turno.
¿Qué sería de nuestra infancia pasada sin la ternura de los payasos? Una pena que se pierda esa tradición, amenazada por las videoconsolas y el cine grandilocuente de efectos especiales.
Me imagino que también conocerás una ONG llamada "Payasos sin fronteras", asociación internacional sin ánimo de lucro formada por voluntarios que se dedican, por ejemplo, a visitar niños enfermos en hospitales y llevarles una sonrisa. Todo un ejemplo de gente estupenda.
Un saludo.

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Si Cayetano, son muchas las asociaciones de payasos agrupados alrededor de la sanacion mediante la risa, en el segundo video puedes ver a Wendy Ramos, fundadora de ese movimiento y maravillosa payasa peruana.