30 octubre, 2009

EN CONTRA DEL DÍA DE LA CANCIÓN CRIOLLA

Si, soy un militante contrario a la celebración del Día de la Canción Criolla en el Perú. Antes de acusarme de aculturado, alienado o antipatriota, debo aclarar que esa celebración me parece un ejercicio de exclusión e imposición culturales francamente alucinante. Esto entra en el marco del manoseado asunto de la identidad, que durante mucho tiempo ha tratado de hacernos creer que la música criolla es la única música peruana y que por lo menos cada 31 de octubre tiene que escucharse hasta el hastío como juramento de patriotismo y nacionalismo. Esa manera de construir identidad alrededor de las nociones de costeño, católico, varonil, limeño, urbano, letrado, militar e hispanoparlante es excluyente e invisibiliza a la mayor parte del Perú y de los peruanos que no están en la capital. En ese sentido, comparto con ustedes una diminuta antología de la música peruana, que es lo que verdaderamente deberíamos celebrar: el Día de la Música Peruana, donde se integren canciones y melodías andinas, costeñas, amazónicas, troveras, afroperuanas, rock y cualquiera de las múltiples y riquísimas manifestaciones musicales del Perú.

Los Morochucos, emblemático conjunto de música criolla peruana interpretan "El Huerto de mi Amada, música y letra de Felipe Pinglo Alva:




Una de las melodías peruanas más universales, "El Condor Pasa", de Daniel Alomía Robles




La exquisita Susana Baca canta "María Landó", magnífica muestra del tremendo aporte africano a la música peruana, letra y melodía Chabuca Granda.





Estrellita del Amazonas es el nombre de una conocídisima intérprete de música amazónica peruana




Miky Gonzales, autor de una interesantísima fusión de música andina, cumbia amazónica, ritmo negro y algo de rap.





Uno de los más importantes conjuntos de rock del Perú: Fragil interpretando su "Avenida Larco" que marco época en la música peruana.





Uno de los trovadores más importante del Perú: Kiri Escobar





Javier Lazo, dignísimo representante de las nuevas generaciones musicales peruanas.


6 comentarios:

Cayetano dijo...

Con la manipulación de lo que debe ser la música peruana, pasa lo mismo aquí con los pasodobles, el flamenco barato o la copla. Durante la dictadura esa era la "auténtica" canción española. Las demás estaban excluidas por ser poco "patrióticas". Todavía hoy, decir en ciertos círculos que no te gustan ciertas canciones y que prefieres el rock o el jazz, como decir que no te gustan los toros o que no vas a la iglesia, es propiciar que te miren como "un bicho raro". Son restos de la "España profunda", de esa que decía Antonio Machado: "La España de charanga y pandereta, cerrado y sacristía".
Me encanta "El cóndor pasa" en sus diversas interpretaciones, incluida la de Simon & Garfunkel.
Un saludo.

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Cayetano, es impresionante como las cosas obvias no son vistas por mas gente. La relacion de imposicion de un paradigma cultural entendido como "ideal" es siempre una expresion de dictaduras. España tiene una diversidad musical muy grande y bella, enriquecida en los ultimos años con la presencia de los migrantes y sus esteticas

Anónimo dijo...

si bien estoy de acuerdo contigo en lo de festejar un dia a la cancion peruana, es bien cierto que la musica andina tiene tambien su dia, el hecho de que muchos festejen a la musica criolla me parece mas porque esta tiene mucho tiempo en el imaginario popular costeño y ni que decir de la difucion que tuvo en sus años dorados no obstante prefiero personalmente festejar el dia d ela cancion criolla a el mentado halloween ... porque eso si es una alienacion, concuerdo contigo en festejar un dia en particular a ala cancion peruana , y tambien en si quiera acordarnos como arequipeños en difundir nuestro yaravi, pampeña y porque no hasta nuestro chancapapas jaja porque si bien es cierto tambien que tarde o temprano tendremos que vivir del turismo en Arequipa ya casi nuestras costumbres estan quedando de lado , se morira el trio yanahura, los hnos delgado, hnos azpilcueta, hnos portugal, el duo paucrapata, los mistianos y los Davalos y creo que se acabo nuestro repertorio

javier lazo dijo...

Mi muy querido amigo ya somos muchos los que abogamos porque se instaure ese dia el dia de todas las musicas peruanas todas las que hacen el diverso y maravilloso Perú, el escandaloso funeral de Arturo Cavero pareciera reforzar esa idea, quien viviese sus últimos años en el olvido se le dío un funeral de reyes, ¿harán lo mismo con los poetas, con los cantores andinos o amazónicos? nadie duda de las calidades artisticas del maestro Cavero pero el día de la canción criolla es un fraude que debiera dar paso a una verdad: la música peruana es en su totalidad un encuentro de todas esas identidades que hacen el Perú, militamos por un País de todos. saludos mi hermano.

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Que grato recibir tu comentario Javier. La riqueza musical peruana es tan variada y bella que mereceria contar con un dia para su difusion y para encontrarnos entre nosotros, por lo menos musicalmente. Reitero mis felicitaciones por tu arte. Reitero eso de "dignisimo representante" de las nuevas generaiciones

Anónimo dijo...

Tu pensamiento es interesante, pero no lo comparto que ser criollo es ser alienado, hace poco lei un articulo del criollo y como es visto erroneamente por una mayoria de personas como que va en sinonimo de viveza picara audacia en hacer las cosas para su conveniencia, y en ese articulo mencionan tambien que ser criollo debe ser todo lo contrario debe ser sinonimo de fraternidad, de hermandad, de respetar las reglas y buscar el beneficio de todos los peruanos, muy cierto es que deberia de ser el día de la canción Peruana, para asi tener en cuenta a otras formas de interpretación folklorica y espero que el Ministro de Cultura sepa diferenciar, pero no me llenen de feriados innecesarios el calendario pues solo beneficia al comercio mas no a las personas que quieren divertirse total todo sube esos días, entonces para que festejar mejor trabajo y festejo otro día un dia particular donde pueda divertirme y ahorar unos centavos