01 noviembre, 2009

DÍA DE LOS MUERTOS EN PAUCARPATA, AREQUIPA

El día de Todos los Santos o Día de los Muertos en mi país es una celebración que está lejos de esa impresionante parafernalia que vi en México, pero que tiene un encanto propio de las sociedades diversas y que se diversifican cada día más. En Arequipa que tiene varios cementerios en su área urbana, la ritualidad de la muerte tiene una serie de elementos propios y prestados que gracias a las migraciones se han hecho parte indesligable de nuestra cultura. El cementerio de Paucarpata, espectacular lugar en los alrededores de la ciudad, la presencia de las familias tradicionales del lugar, con los miles de migrantes que tienen a sus seres humanos reposando en este camposanto origina un clima muy afectivo e interesante. Aquí algunas tomas de esta celebración realizadas hoy. (Todas las fotografías: Jorge Bedregal La Vera)

La llama del recuerdo arde tímidamente en un nicho

Llorar y soborear el guiso favorito del fallecido, forma parte del encuentro con el recuerdo y la ausencia

Mar de cruces blancas

Es increíble cómo la vida y la alegría se dan maña para meterse en medio de la muerte y el dolor

Hasta los niños participan del ritual

Un brindis alegre por el muerto. Sana y maravillosa forma de enfrentar las ausencias

Colores artificiales y naturales se mezclan en homenajes



La música, gran acompañante de las plegarias

Hora de recordar, hora de compartir

Adornando las moradas definitivas

Niño descansa, libre y feliz, sobre la muerte


La inocencia y la dulzura vencen la muerte

Esta niña tenía una voz que arrancaba lágrimas y aplausos en igual medida

Cerveza y flores, mezcla perfecta de ingredientes para la celebración y el recuerdo

Dos personas ciegas cantan a la entrada del cementerio, pero no están tristes

Las manzanas acarameladas, indispensable dulzor en cualquier fiesta importante en mi país

Los recuerdos ceden al sopor del alcohol

2 comentarios:

VERONICA dijo...

Dejame felicitarte por las espectaculares fotos , tuviste buen ojo para retratar esta fecha especial...

Jorge Bedregal La Vera dijo...

he de confesar que tuve la ayuda de un ojo mas agil y perspicaz que el mio...