28 diciembre, 2008

La Novela Histórica de Ken Follett



Si bien Follett es un sólido escritor de bet-sellers que nunca tentará un Nobel de literatura, es también un eficiente investigador del pasado con mucha imaginación histórica (que como sabemos, es indispensable para ser un buen historiador). Acabo de terminar sus dos novelas históricas emblemáticas "Los Pilares de la Tierra" y "Un Mundo sin Fin". La primera gira alrededor de la construcción de una catedral gótica en un lugar imaginario en la Inglaterra feudal. Los avatares de los contructores, magníficamente enlazados con su entorno social y político crean a lo largo de sus páginas (más de 1300) una secuencia interesantísima y muy lograda pintura de esa época donde la arquitectura sacra marca el paisaje con sello indeleble. Este libro fua ampliamente discutido y debatido en foros de historia y arquitectura, especialmente angloparlantes y europeos. Luego de pasar por las durísimas lupas de los críticos más ácidos, recibió la bendición correspondiente y se convirtió en un libro casi obligatorio para entender la europa feudal. La segunda llega algunos años después y si le creemos a las solapas del libro (cosa que no acostumbro a hacer) fue largamente esperada por los millones de lectores de la primera. "Un mundo sin fin" no es estrictamente una continuación de la primera. Si bien entre sus protagonistas aparecen algunos descendientes de los entrañables personajes de "Los Pilares de la Tierra y tiene como marco algunos de los paisajes que Follett dibujó tan bien en su primera entrega, no incide tanto en lo arquitectónico que fue el encanto de ésta. El entorno esta vez se centra en la peste que asoló por oleadas a prácticamente toda europa diezmando a su población. En resumen, ambas novelas son muy recomendables y creo sirven para entender un poco mejor, aunque sea a partir de la ficción, dos períodos complejos en la historia europea: la época de la construcción de las catedrales góticas y la gran peste. Recomiendo su lectura.