16 mayo, 2009

OTRA VEZ EL "COLEGIO" DE HISTORIADORES


Es difícil mantenerse al margen si a uno lo meten en medio. Pego aquí dos cartas colectivas, sólo porque hay muchos colegas que no reciben (inexplicablemente) los correos de la polémica y que tienen a bien visitar este blog.

El colega Óscar Salas escribe (con muchos sic.):

La ideología de un "historiador" es importante conocerla en la medida que nos ayuda a entender en mejor medida lo que escribe. Todos, absolutamente todos tenemos una ideología, que de una u otra manera influye nuestras investigaciones o la manera que criticamos ciertos fenómenos sociales.
Sin embargo, esta no es causal para desligitimizar la investigación entera o en este caso su papel dentro de esa comisión de AHIRSA.
Basado en las buenas o malas ideologías, deshagámonos de los de la derecha por fascistas y hambreadores, de los izquierdistas por senderistas, de los del centro por mediocres, etc, etc. ahhhhhh y no olvidemos a los fujimoristas y a los apristas.
Me pareciera que el razonamiento basado en la discriminación por ideologías es muy simplista, practiquemos lo que decimos propugnar: la tolerancia, hasta con los intolerantes hay que ser tolerante.
Creo que todos concordamos que los extremos son negativos ya sean estos de izquierda o de derecha. Respecto al tema de raza: Jorge Bedregal (que fuera mi profesor), que es un estudioso del tema racista en Arequipa, sabe que “raza”, más que un tema biológico es un tema mental y en ese sentido es totalmente válido hablar de raza. En las ideologías fascistas es indispensable el concepto de raza, pues es ahí precisamente es donde se sustentan las ideas de superioridad y cohesión de un grupo que se asume superior a los demás.
Y en un Perú como el nuestro tan diverso y con identidades tan fuertes pero a la vez tan afrentadas entre sí, esperar que surja una política fascista, de ultraderecha y éxitosa, es bastante difícil, sino Ollanta ya sería presidente. Pero en realidad ese debate es para otra ocasión.
PD. ahhh, por cierto, antes que el señor Orestes me empiece a investigar para saber mi ideología, le voy ahorrar el trabajo: soy izquierdista a secas, no me gustan las demás etiquetas, espero que ahora no me tilde de senderista. Y además soy agnóstico.

Lic. Oscar Salas Gallegos

Asoc. Sinergía Social

Y yo respondo:

Escribo esto porque Oscar me menciona en el correo.

Nadie, reitero, NADIE ha afirmado que un historiador no debe tener ideologia. Afirmar eso es pueril o malintencionado. Lo que se ha manifestado es una profunda preocupación porque la organización de una institución que por naturaleza debe ser incluyente, democrática y plural esté en manos (por lo menos el trámite y proyecto) de personas que no son ni incluyentes, ni plurales ni mucho menos democráticas. Entiendo que haya personas dentro del partido aprista, por poner un ejemplo, que no se angustian porque nuestro primer vicepresidente sea un personaje incurso en delitos de violación de derechos humanos o que la segunda vicepresidenta sea una persona de pocas luces políticas o intelectuales, total, eso pertenece al campo de la cultura y ética partidarias. Personalmente, sí me preocupa que quien pretende representarme como profesional sea una persona de intolerancia militante, racismo confeso y antidemocracia evidente, que desprecia a muchos de los que dice representar. Ahora se hacen sendos llamados a la tolerancia y se llega afirmar que uno debe ser tolerante hasta con los intolerantes, esto es una pachotada del tamaño de un ministerio. La tolerancia (como todo) tiene un límite y es la intolerancia. Recomendaría a Óscar la lectura de Sartori para que entienda que ser tolerante con el que pretende destruirte sólo por ser el otro, es suicida y pertenece al oscuro y tonto campo del relativismo cultural. Por otra parte, me parece interesante que sean dos magníficos historiadores los que salgan a defender lo indefendible y el implicado no diga ni mu. Por último, las críticas al proyecto dadas por colegas de diverso ambito y lugar (no sólo de Lima) no han sido contestadas con actitud asertiva y abierta. Por el contrario, se menciona que hay términos que no debieron usarse, pero que no importa porque eso no formaria parte del formula legal; me pregunto ¿no hubiera sido más fácil eliminarlas?, con respecto a la participación de 3 miembros de AHIRSA, se dice que sólo es para la inscripcion; otra vez me interrogo ¿no hubiera sido mas fácil corregir (ya que tanta vocacion de corrección dicen tener) esta parte polémica y ser más caballerosos y menos prepotentes?. Reducir el tema a un supuesto enfrentamiento entre Lima y el resto del país ya no cae en el terreno del simplismo sino en el de la maniobra manipulatoria descarada. No creo que el tema este zanjado ni creo que nadie tenga el derecho a declararlo terminado unilateralmente.

Jorge Bedregal

5 comentarios:

OSCAR ALBERTO dijo...

HOLA JORGE
"GRACIAS POR LOS SIC."
Insisto, seguir debatiendo sobre el tema de las ideologías, si esta es buena o mala o hasta que punto podemos ser tolerantes, es por el momento irrelevante. Hasta ahora dicho debate no ha recahido mas que en aluciones personales que no aportan nada al tema central.

Si gustan, creemos un blog o algo por el estilo y debatamos todo el tiempo que sea, sin duda es un tema muy rico. Pero no es el momento para debatirlo.

Jorge me agradaría que aportes sobre el tema del colegio, esta clara tu posición encontra del colegio, pero no el porque?


Oscar Salas G.
Asoc. Sinergia Social

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Pense que quedo claro. Suscribo el pronunciamiento. No veo la necesidad de recurrir a una institucion premoderna. No estoy de acuerdo con un club donde unos digan y decidan acerca de la pertenencia y la membresia. No creo que haya "intrusismo" y si lo hubiera, no se necesita un colegio para atacarlo y desenmascararlo. Otros puntos van por correo.

OSCAR ALBERTO dijo...

La Tolerancia es: el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. Es la actitud que una persona tiene respecto a aquello que es diferente de sus valores. También es la capacidad de escuchar y aceptar a los demás, comprendiendo el valor de las distintas formas de entender la vida.
Claro esta que la tolerancia tiene un limite, y ese limite esta estipulado tanto en la leyes, la constitución, y la declaración de derechos humanos. Es decir cuando un grupo de intolerantes, como los fascistas atenten contra la integridad física de una o varias personas, es entonces que se aplican las leyes que correspondan, que van desde algunos años de cárcel hasta la cadena perpetua para delitos de lesa humanidad.
Sin embargo, en el espacio de la ideas nadie tiene derecho a discriminar o descalificar a alguién por su manera de pensar. Por cierto, que la defensa que hice al respecto no era en favor de sr. Zevallos con él que no me une ningún vinculo, pero igual hubiera defendido a un ultraizquierdista así sea perico de los Palotes.
Dices que soy pragmático (no en el sentido de la lingüística o de la filosofía del lenguaje) o que algún oscuro motivo me une a "dios sabe quién"; si fuera pragmático en el sentido que tu usas, entonces me hubiera puesto desde un primer momento del lado de los empoderados historiadores limeños. A caso no crees que cuando en el futuro vuelva a Lima para hacer alguna investigación o llevar la maestría o doctorado mis colegas anti colegio no tomaran algunas medidas contra mí.
Además, la defensa que hago del colegio es desinteresada en la medida que considero a la Historia como un hobby, más que como una posibilidad de ascensión socio económica. La creación o no creación del colegio no me afectan en términos personales, pero si pienso en los demás colegas que hoy se ven frustrados y que necesitan y merecen un puesto de trabajo.
Entonces, te planteo la pregunta: ¿Qué tipo de institución debe ser la indicada para resolver la problematica del historiador?, ¿o tal vez no hay nigún problema?.
mis saludos
Oscar Salas

Jesús dijo...

Hola Oscar y Jorge:

Soy Jesus Cosamalon

Me llama la atencion que Oscar envie parte de este email recortado en la lista de correo en la cual me contesta. Aqui hay un par de ideas que me parecen peligrosas, que ameritan una aclaracion. Dice Oscar, "me hubiera puesto desde un primer momento del lado de los empoderados historiadores limeños. A caso no crees que cuando en el futuro vuelva a Lima para hacer alguna investigación o llevar la maestría o doctorado mis colegas anti colegio no tomaran algunas medidas contra mí." ¿Realmente crees que algunos colegas y yo, podriamos ser esos a los que acusas de que tomaremos represalias? Es lo mismo si yo pensase que no deberia ir a Arequipa, pues mi posicion claramente en contra me ha ganado enemigos. Pense que discutiamos ideas, no antipatias, que ni siquiera nos conocemos. Al menos creo que si me tocase ir a Arequipa (que ya he estado) seguramente discutiriamos, pero no creo que piensen tomar represalias ¿o si?. La otra cosa es que aqui en este post mencionas que la historia es hobby para ti, pero que te preocupan los demas. Bueno, para mi la historia no es hobby y tambien me preocupan los demas. Yo vivo en la historia (ni por ni para)asi que justamente por eso me opongo al colegio pues creo que si recortaria la oportunidades de empleo. Lo otro es el asunto de empoderamiento, no creo que los multiples estudiantes de historia de la UNFV y UNMSM que han participado en los blogs y en la firma de la carta en contra esten muy empoderados.
Saludos

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Creer que los fascistas solo pueden atentar fisicamente contra las personas es deconocer la historia. Existen otras formas perversas de eliminacion del "otro" y algunas de ellas pasan por el asesinato simbolico. Minar las instituciones democraticas para los propios fines de quienes dicen defenderlas, es otra de ellas o ya te olvidaste de Fujimori?, o sea si tienes higado para aguantar que uno de ellos te represente, creo que entonces tu supuesto izquierdismo es labil y poco iluminado. Halbar de los "empoderados limeños" y las "represalias" que emprenderan contra ti, es paranoico. Mas bien te dire que por mi postura, me he ganado el no ser invitado nunca mas a las actividades de ciertos grupos, eso no es represalia tambien?, o sea no juegues a la victima.