25 agosto, 2009

LEGO, LA FANTASÍA EN BLOQUES

LEGO es una marca de ladrillos plásticos que fabrican fantasías. La niñez, al menos para mí, tuvo un signo y era la necesidad imperiosa de contar con dos de los juguetes más llenos de magia que mente infantil pudiera imaginar: el popular Mecano y los ladrillos LEGO. Cuando las navidades traían consigo la llegada de una de estas maravillas, las horas se convertían en larguísimas sesiones de total arrobamiento y olvido por el mundo en una tarea inacabable de juntar piezas con piezas para lograr un diseño útil, una forma conocida o una fantasía desbocada. Felizmente el juego no terminaba allí sino que seguía por horas y horas, añadiendo detalles, personajes, quiebres en las historias, así como era inacabable la felicidad de niño con un juguete así. Incluso de adolescente y más aún de adulto, mis ojos no pueden no dirigirse a ese sector de los almacenes donde reposan las coloridas cajas de LEGO y aunque ahora la fantasía ha cedido un poco ante la aparición de sendos kits que vienen con la cosa armada (desde Harry Potter hasta Piratas del Caribe) limitando en algo la desbocada imaginación infantil, aún conservan algo de la magia que conquistaron mis tiempos infantiles y que quiero que mi hijo tenga en su momento. Aquí les dejo un alucinante vídeo en stop motion que implicó más de mil quinientas horas de trabajo ordenando los ladrillitos y logrando una locura digna de mencionarse.