19 agosto, 2009

SIMPLEMENTE TELENOVELAS

Corrían los años 60' del siglo XX y los procesos migratorios en Perú rompían los órdenes impuestos por largas décadas de dominio oligárquico. El "Desborde Popular", como lo calificara Matos Mar, implicaba también un cambio profundo en las estéticas y en los contenidos de la televisión, que empezaba a convertirse en el medio de comunicación masivo en las urbes. En este contexto, la producción de telenovelas se convertiría en un verdadero boom y un guión como el de "Simplemente María" estaba predestinado al éxito. La historia no podía ser más asertiva: una muchacha provinciana y analfabeta llega a Lima para enrolarse en el papel de sirvienta de una casa rica. Es seducida por el "niño" de la casa. Embarazada, tiene que buscarse un destino a fuerza de trabajo, convirtiéndose con el tiempo en una potentada de la moda, con casa de alta costura en París. La trama de un amor de una proletaria con un burgués se ablanda al convertir a la humilde costurera en una empresaria exitosa. Se transmitió en toda América con rotundo éxito, abriendo camino a otras producciones peruanas como "Natacha". Con sus más de 400 capítulos, detuvo la vida nacional urbana todos los días a las 2 de la tarde, fue retransmitida varias veces y somos muchos los peruanos que aún reconocemos la canción que caracterizaba la novela. Con el golpe militar de Velasco, la producción de novelas de exportación fue mengüando paulatinamente hasta casi desaparecer. "Simplemente María" es un capítulo interesantísimo de la historia de la televisión latinoamericana. Les dejo aquí un reportaje acerca de este período histórico en la televisión peruana.