26 agosto, 2009

PREMIO INFAME

Nos llega la noticia que nuestro paisano Andrés Bedoya Ugarteche acaba de hacerse acreedor a un premio internacional de polendas. La ONG Survival, a traves de su campaña "Ponle Cara al Racismo" (que trata de poner alertas y denuncias a las interpretaciones excluyentes, racistas y prejuiciosas de la prensa internacional al referirse a cualquier grupo étnico en el planeta) otorgó al "Ogro" Bedoya el galardón por haber escrito el artículo periodístico más racista.

El "Ogro" Bedoya cuando conducía su olvidable programa "La Pedrada de Andrés", insólitamente, el muñeco lucía una inteligencia superior que la persona que lo manejaba
El texto de marras salió publicado en Correo y describe a los habitantes de la amazonia peruana como "primitivos, pre-agrícolas y salvajes" que se hubieran comido los restos de los policías abatidos en los enfretamientos recientes (además de reducir sus cabezas) si hubieran tenido tiempo de hacerlo.

Andrés Bedoya, campeón del racismo y la ignorancia
Por supuesto que para quienes conocemos la amplísima labor de Bedoya en pro de alimentar ese sesgo estúpidamente racista, ignorante y pedante que lo caracteriza, no es ninguna sorpresa que opine así. Lo raro sería que publique un artículo que llame seres humanos a los que no son como él. Este premio no hace sino poner más visible a este personajillo vil y rastrero que refleja la opinión de muchos peruanos que consideran que las razas existen y tienen jerarquías.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy cierto lo que dice profesor Jorge pero recuerdo algo que nos decia en clases, que no se ha superado en nuestra ciudad " lo pacatos e hipocritas" de Arequipa, se sigue promoviendo la intolerancia y discriminacion en medios de comunicación, centros de estudio, inclusive con esas famosas rejas de las urbanizaciones exclusivas, realmente faltan espacios de intercambio como lo fueron las picanterias en algun momento hoy no existen estos espacios donde se desenmascarian realmente a los propulsores del racismo e intolerancia de nuestra ciudad
Enrique Ramirez

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Asi es Enrique, la tolerancia es un enemogo con el cual tenemos una batalla muy larga, pero que tenemos que vencer

Cayetano dijo...

El señor racista, maleducado e insultón que nos traes no creo que por su aspecto tenga que ser considerado como de "raza superior", por lo creo que en otros sistemas racistas como el de su colega Adolf Hitler, posiblemente sería perseguido por sus rasgos anatómicos o por su dudosa procedencia aria, siendo confinado en campos de exterminio por ser de raza inferior.

Yony W. Amanqui Tacar dijo...

El texto escritopor Bedoya, es sumamente preocupante. Pide que no se le llame racista ¿cómo no se puede llamra racista, a alguién que escribe de esa manera? Dice que los habitantes de la amazonia, sosn asuzados por el comunismo, si comunismo es defender nuestro suelo, agua y aire para la generaciones del futuro, pues, yo también soy comunista. No es raro que en Correo se haya publicado ello, ya que su director es igualito a Bedoya. Su columna deberia cambiar de nombre, ya que esa magnífica planta (ortiga) cura y sana a pesar de que nos hace sentir dolor.
Pueden leer el texto de Bedoya en el siguiente link:
http://www.correoperu.com.pe/correo/columnistas.php?txtEdi_id=4&txtSecci_parent&txtSecci_id=84&txtNota_id=73466

Juan dijo...

Lamentablemente el racismo existe en países como Perú y resto de Sudamérica. Lo pude comprobar in situ. Cuando iba a Miraflores, el barrio de la Lima guapa, el que se afana por parecer europeo y blancote y sonrosadito de piel, iba acompañado de una amiga peruana indigena plena de rasgos, muy bellos por cierto. La cosa me dejó de piedra cuando los camareros de turno se me quedaban mirando con cara de extrañeza como diciéndo: ¿qué haces tú con esta "india" inferior? Se creían que era un blanco peruano o criollo. Mejor era cuando hablaba yo con mis "zetas" y "vales" y me descubría como español.
Una pena que las gentes de rasgos indígenas se vean despreciados en su propio país. Ví a muchas mujeres indígenas peruanas teñidas sus cabellos de rubio. La verdad que es patético ver a estas mujeres intentar parecer blancas sin serlo. Y todo por estúpido complejo que hace el juego a los racistas.
Dos anècdotas más, éstas en el colectivo inmgrante en España:
Un día el locuaz Chávez dijo que había que ser orgullosamente indios, que no eran latinos, sino indios. Por una vez tiene razón el "bolivariano". Mucho mejor lo de indio que lo de latinos, pues los latinos somos los europeos mediterráneos. Oía esta "bolivarianada" del Chávez en un bar, y dos camareros raciales indios montaron en cólera por ser llamados indios. Una pena.
La segunda la leí hace un año en el diario madrileño El País, según la noticia de que los cirujanos de look se estaban enriqueciendo en España con los inmigrantes que se operaban sus narices aguileñas y sus rasgos indios para parecer más blancos.
Lamentable. ¿No se darán cuenta que con esa actitud no hacen más que pasar por acomplejados? ¿Por qué tanto enfadarse con lo de indios? Yo me tuve que acostumbrar en Perú a decir indígenas cuando me percaté que esa palabra es tabú, salvo en Cuzco, donde felizmente se enorgullecen de su pasado incaico.
Mucho camino sin duda tiene Latinoamérica en lo del racismo y en muchas cosas más. Actitudes de autocomplejo dejan el paso abonado a tiparracos como este que pones en el comentario.
Espero que no se ofenda nadie.
Saludos.

Andrea Valentina dijo...

Ay resulta terriblemente vergonzoso que este sujeto, sea arequipeño. Ya de niña me inspiraba temor, cuando la hacia de ventrílocuo con ese muñeco llamado "Timoteo". Debieron cerrar su columna por vertir esos comentarios tan indignantes y esa lectura tan deprimenta. Ah, pero claro trabaja para Aldito...

Jorge Bedregal La Vera dijo...

A proposito, la palabra indigena que se ha vuelto sinonimo de indio, en realidad toene como raiz "indi", que significa lugar (de ahi deriva indice, indicador, etc) y gen, es decir, significa el nacido en el lugar. En esta logica todos somos indigenas. Gracias por los aportes Juan