24 enero, 2009

"Qué sólo estás Sinuhé..." De la Novela Histórica a la Trova


Mika Waltari es probablemente, el escritor finlandés más conocido del siglo XX y su novela "Sinuhé, el Egipcio" una de las novelas históricas más editadas, más traducidas y más estudiadas de nuestra historia y con todo mérito. Personalmente creo que es un ejercicio espectacular de "empatía histórica" (ese requisito indispensable en todo historiador, que por desgracia no se puede enseñar, se tiene o no se tiene). Waltari estudió a fondo Egipto, no sólo desde su visión de teólogo o de filósofo, sino que tomando como base un personaje histórico que dejó en sendos papiros un relato estremecedor de un largo exilio, emprende un relato maravilloso de un médico egipcio de oscuro origen, con una alucinada vocación a la soledad y especialista en cirugías mayores, brebajes y pociones curativas. La prosa no da tregua a la tendencia "occidentalizante"; en el discurso en primera persona de Sihuhé se puede leer un texto más próximo a aquel que se expresaba en el Egipto antiguo que al complaciente y anacrónico que podemos hallar en otros intentos de recreación de ese pasado (por ejemplo los diálogos vacíos del bodrio hollywoodense "Cleopatra").

Cuando las tropas norteamericanas (encabezando una coalición de varios países) iniciaron, a sangre y fuego la infame "Guerra del Golfo" (1990 - 1991) y bombardearon Bagdad, Silvio Rodríguez acababa de leer la novela de Mika Waltari. Las estremecedoras escenas de una guerra en "vivo y en directo", adivinar el dolor, la destrucción y la sangre que las luminosas y perversas bombas de artillería provocaban en la capital persa conmovieron tan profundamente al cantautor que compuso esta canción, una de las más dolorosas que le conozco y que partiendo de la soledad del personaje de Waltari, se traslada a lo contemporáneo para dejar constancia de una constante... el dolor de la guerra y la pérdida. Los invito a leer esta obra maestra de la literatura universal y a escuchar con atención la canción de Silvio. Tenemos muchas lecciones que sacar de ambas.

PD.: Agradezco a Andrea Valentina el darme la oportunidad tantas veces buscada de encontrarme con esta novela.

2 comentarios:

Señorita E. dijo...

Ay,Sinuhé es en realidad uno de mis libros favoritos,y en realidad uno de los que más disfrute tanto que no quería que terminase. Al saber que ya quedaban pocas hojas, para terminarlo me entraba una angustia terrible (Como se lo comenté anteriormente). También creo que de alguna manera influyó en mi deseo de ser egiptóloga. Y ni que decir de esos personajes tan ricos como Kaptah o el antagónico que más he disfrutado Nefer (Nefernefernefer), y ay también está Minea. Sin duda este libro es una verdadera joyita.

Pd: No tiene nada que agradecer, sería un pecado capital no permitir que este libro no sea leído.
Pd2: La canción de Silvio, espectacular. Ahora sólo le falta leer "Shogun" de James Clavell (que por cierto también tuvo adpataciónpara serie televisiva) y enlazarlo con "Mariko-san"

¡Sea Feliz!

Atentamente.

La srta. que escribe osea yo.

litmam dijo...

¿donde se puede conseguir el libro?, en las librerias locales, no creo que lo vendan ¿o si?.

"lo que se puede y debe compartir"*
(*cito en: http://santahistoria.blogspot.com/)

creo que este libro se puede COMPARTIR.

saludos
Vladimir