16 septiembre, 2009

EL PLAN CÓNDOR Y EL PERÚ


Dictador Francisco Morales Bermúdez, que involucró al Perú en la siniestra "Operación Cóndor"

Hace unos meses, en el marco de la investigación llevada por tribunales italianos referente a la desaparición de ciudadanos de ese país en los siniestros años de la dictadura argentina, saltó el nombre del ex dictador peruano Francisco Morales Bermúdez. Alan García, con su vehemencia alucinada y poco prudente, se apresuró con reflejo felino a afirmar muy suelto de huesos, que él no apoyaría ningún pedido de extradición contra el militar en retiro. Los hechos no pueden ser mas vergonzantes: en el marco de una colaboración estrecha y perversa entre las dictaduras militares y sus servicios de inteligencia de Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Brasil y Perú que acordaba el intercambio de información para la detención y desaparición de opositores a los respectivos regímenes (todo con la entusiasta colaboración de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos); fueron detenidos cuatro ciudadanos argentinos en Lima, dos de los cuales tenían además la nacionalidad italiana. Se alcanzó a saber que meses antes de entregar el poder a Fernando Belaúnde, Morales Bermúdez coordinó el ingreso a territorio nacional de agentes de inteligencia argentinos. Se les dio todo el apoyo posible para encontrar, detener, secuestrar y desaparecer a los cuatro integrantes de un grupo montonero. Hasta donde se sabe, los cuatro infortunados fueron secuestrados y llevados a Bolivia, el cadáver de una de las secuestradas, fue hallado semanas después en un hotel medrileño, lo que terminaba de ilustrar un tremendo complot intercontinental. De los otros tres detenidos nunca se pudo averigüar nada.
Mal hace nuestro cada vez más impresentable mandatario al negarse a colaborar con un proceso que implica la violación de derechos humanos, que significa el ingreso sin autorización a territorio patrio de miembros de fuerzas armadas extranjeras para acciones de represión (más aún siendo el Perú beneficiario de un proceso de extradición similar contra Fujimori). La Operación Cóndor es un ejemplo más del peor momento de la historia de nuestro continente: las dictaduras militares.


En la represión, hermanos

2 comentarios:

Cayetano dijo...

Este Alan García se las trae. Al final se le ve el plumero, como decimos por aquí. No colaborar para esclarecer, condenar o poner cada cosa en su sitio en referencia a las dictaduras criminales que se dieron en vuestra tierra, es sencillamente connivencia con los asesinos.
Saludos.

Jorge Bedregal La Vera dijo...

Y ese plumero tiene demasiadas plumas Cayetano. Aun falta investigar y judicializar los terribles sucesos de la matanza de los penales de su primer gobierno.