16 marzo, 2009

EL MUSEO DE LA DIGNIDAD 1

No sólo de indignidad y vergüenza está cubierto el Perú. También de actitudes dignas que nos dicen que no todo está perdido. Inauguro el Museo Virtual de la Dignidad con Magaly Solier, actriz y cantautora nacida en Huanta. Saltó a la fama por su excelente actuación en "Madinusa", la ópera prima de Alejandra Llosa. Ahora en boca de todos por el triunfo de la película "La Teta Asustada" en la Berlinale última, Magaly no ha caído en la fácil tentación de convertirse en diva intragable e intratable. Por el contrario, ha venido con su límpido acento huantino, su belleza física alucinante, pero más que nada, por sus opiniones bien puestas, a quitarle el sueño a aquellos que creen que el olvido y la impuniudad es el mejor remedio. No he visto aún la película, sin embargo si la he visto y oído en la entrevista que le brindó a Marco Sifuentes (Ocram, el perpetrador del Utero de Marita) en la exposición Yuyanapaq, esa estremecedora muestra de imágenes de la época de la violencia en nuestro país. La Solier, sin tapujos ni aspavientos propios de farándulas mediocres y decadentes, opina y lo hace con fuerza. Recuerda y lo hace con dolor. Acusa y lo hace sin actuar. ¡Qué lejos de ella y su ternura se encuentran los habitantes del Museo de la Vergüenza!. Gracias Magaly por ser como eres y representar esperanza y compromiso.

1 comentario:

Yony dijo...

¡Qué manera de inagurar su museo de la dignidad!
De acuerdo con usted Prof. Jorge. Mientras Magaly, siga siendo consecuente con sus ideas (opinar de que no estaría junto al presidente, por el periodo de la violencia política que vivió su tierra)tendremos a una gran mujer.