30 marzo, 2009

MUSEO DE LA VERGÜENZA (ADDENDA)

Nunca hubiera creído que la colección infame de mi humilde Museo de la Vergüenza necesitaría una vitrina extra para uno de los personajes exhibidos en toda su excrementicia dimensión. Pero el congresista Nuñez se dio maña para, en pocos días, acrecentar su inmundicia a niveles estratosféricos. Primero resultó involucrado en la extraña muerte del señor Camana, esa persona cuyo rostro cubierto por una venda nos conmovió en la muestra de fotografía de la CVyR, y que este vomitivo personajillo de la política doméstica manchó con sus especulaciones febriles y estúpidas. Este "padre" de la patria resultó además, una joyita de paternidad al no sólo pretender negar una filiación antes aceptada sino que lo hizo por partida doble. Su personalidad pipiléptica, digna de un delincuente sexual y que desnuda su verdadera escencia de tipejo mañosón y carente de afecto, aprovechó la apresurada conferencia de prensa que tuvo que dar para pedir disculpas por lo de la paternidad negada para emprenderla contra la Comisión de la Verdad. !Se atrevió a decir que la comisión mentía!, claro el mentiroso de la curul osa acusar y en medio de un escándalo moral indecible. Si ese es un padre de la patria, espero que mi patria sea huérfana. Aquí el reportaje de la calidad moral de este señorón, que tendrá que aclarar cómo así el señor Camana resultó en el Hospital militar, muerto y sin justicia.