13 marzo, 2009

EL MUSEO DE LA VERGÜENZA 3


La tercera vitrina de la infamia está dedicada al ministro Flores Aráoz. La picardía popular le ha encontrado rasgos felínicos por el color de sus ojos y lo ha bautizado como "Gato Gordo" aunque más bien parecería un miembro de la especie de los camaleones. Renunciante de su partido político se ha convertido en eco del impresentable gobernante de turno y sus pataletas defendiendo lo indefendible trascienden fronteras. Ahora salta a las portadas de los diarios nuevamente por su pelea con Vargas Llosa. Según Flores, pedir un Museo de la Memoria es parte de la ficción de un escritor. Claro, en su mente añosa, con olor a rancio y llena de telarañas, los derechos humanos violados sistemáticamente por grupos terroristas y por el propio Estado, es una ficción producto de la mente febril de los que no piensan como él. Al margen de este humilde e intrascendente museo virtual, que es producto de mi indignación, Ántero Flores ocupa un lugar de desohonor en el verdadero repositorio de la memoria de mi país. (Gracias a mi amigo - hermano "Lagarto" por perpetrar el montaje fotográfico, ojo la de la foto no es la Bachelet, aunque lo parezca)

3 comentarios:

santahistoria dijo...

muy buenas noches estimado Maestro, y muchas gracias por compartir sus conocimientos con quienes somos sus alumnos...Atte ERIKA

santahistoria dijo...

HAGAMOS QUE EL PERU PROGRESE....

ERIKA YUNGURE dijo...

AHORA SIPPPPPPPPPP.......